¿Sientes ardor luego de hacer pipí?, esto acompañado de otros síntomas como malestar y recurrentes ganas de orinar puede arrojar cistitis como diagnóstico. La cistitis es una inflamación a la vejiga ocasionada por una infección. Las relaciones sexuales si cooperan en la aparición de cistitis sobre todo si después de tenerlas no haces pipí. Al respecto una experta entregó consejos para evitarla, al portal de Women's Health.

cistitis

Cistitis ¿qué es?

Una inflamación a la vejiga causada por bacterias que ingresan mediante la uretra (conducto que transporta la orina desde la vejiga al exterior del cuerpo cuando orina). Estas bacterias generalmente provienen del intestino y las mujeres son más propensas que los hombres porque su uretra es más corta.

¿Por qué el sexo aumenta las opciones de cistitis?

El acto del sexo puede introducir bacterias del área genital circundante en la uretra y luego en la vejiga, provocando cistitis. De hecho no es recomendable tener relaciones sexuales en medio de una cistitis porque con la penetración la vagina puede ejercer presión sobre la vejiga y ocasionar dolor, pues esa zona está inflamada y sensible.

¿Cómo se trata la cistitis?

No se trata de una infección que se quite de manera natural. Lo recomendable es acudir al doctor en busca de antibióticos e iniciar un tratamiento correcto. El sangrado al momento de orinar es uno de los síntomas clave, pues confirma la infección. Hay quienes dicen que el jugo de arándanos contrarresta la cistitis, pero no existen al respecto estudios.

Previene la cistitis con estos tips

Después de tener relaciones sexuales debes hacer pipí.

No te limpies las nalgas de atrás hacia adelante, pues puedes llevar bacterias a tu vejiga.

Evita el uso de irritantes como espermicidas y el diafragma como método anticonceptivo.

Consultar con tu médico en caso de necesitar una dosis de analgésicos o remedios que ayuden a no generar cistitis después de tener relaciones sexuales.