Hoy la mascarilla es un elemento obligatorio para realizar cualquier actividad fuera del hogar. Sobre todo para quienes trabajan en atención al cliente o en el área de la salud, pues deben utilizarla incluso por más de 8 horas seguidas.

Pero la utilización de este implemento ha tenido consecuencias negativas entre algunas personas, quienes se ven afectadas por alergias y/o irritaciones faciales.  

Es por ello que conversamos con Andrés Figueroa, dermatólogo de la Clínica Dávila. El profesional advirtió que efectivamente el uso de tapabocas por periodos prolongados tiene que ver con ciertos problemas de la piel. 

Efectos de la mascarilla

“Las mascarillas producen varios efectos. Uno de ellos es la dermatitis. Esta puede ser alérgica respecto a algún componente de la mascarilla como las varillas metálicas, que sirven para ajustarlas a la nariz. Entonces la gente que es alérgica a este material desarrollará cuadros de dermatitis alérgica. Sin embargo, también puede ser dermatitis irritativa, ya que algunos de los tejidos de las mascarillas son rígidos y con el roce producen una irritación en la piel”, explicó. 

Cabe destacar que el panorama es completamente distinto si el paciente tiene antecedentes de acné o rosácea. “Las mascarillas pueden agravar las condiciones y/o padecimientos de tenga el paciente. La mascarilla no va a producir acné ni rosácea pero si puede empeorar estos cuadros si la persona los tiene de antes. La mascarilla puede ser abrasiba y a esto se le suma que producto de ello la piel no pueda respirar normalmente, da como resultado la obstrucción de los poros y la acumulación de grasa. Esto genera problemas de acné y rosácea por el calor que se acumula entre la piel y el tapabocas”, señala.

 Asimismo, el especialista aclara que en hombres con barba se puede producir Foliculitis, que es una inflamación de los folículos pilosos. “Por este clima especial, donde se junta el calor y la humedad, el folículo piloso se puede inflamar ya que en estas condiciones surge una bacteria que crea la foliculitis”, destaca.

Por último, destaca que siempre es recomendable asistir a un especialista ya que cada caso puede ser distinto.