Durante el último tiempo, hay cada vez más conciencia sobre los estereotipos sexistas existentes en los juguetes de niños

A las chicas les suelen regalar objetos para vestir de princesa, falso maquillaje y muñecas que cuidar como “madres”. A los varones se les regala soldaditos de guerra, dinosaurios, coches, o muñecos de pelea.

Según la psiquiatra y madre de un pequeño de 4 años, Laurel Wider, los juguetes influyen en la forma en que los niños se ven a sí mismos y el mundo que los rodea.

Por eso decidió hacer algo respecto a los juguetes para niños, que no fomentan la conexión con sus emociones o la empatía y cuidados con el otro.

“Ahora mismo los juguetes que fomentan la conexión y la empatía sólo se comercializan para las niñas, lo que envía el mensaje a muchos niños de que este tipo de juego no es para ellos”, señala en Mommikin.

De esta forma, decidió crear la línea de muñecas pensada para varones Wonder Crew, pero que cualquier niño o niña puede pedir. El objetivo es que los pequeños logren cuidar y conectarse emocionalmente con el juguete, como usualmente lo hacen las niñas con sus muñecas.

“Los niños no lloran”

Según indicó, todo surgió luego de que escuchara un día a su hijo cuando volvía de prekinder repetir "se supone que los niños no deben llorar".

Según dijo, estaba “frustrada por muchos de los mensajes que los niños recibían (y no recibían)”. “Inspirada por la forma en que el juego influye en el desarrollo infantil, creé Wonder Crew para alentar a los niños a ser ellos mismos”, señala.

En esta línea de juguetes, los muñecos son superhéroes, vampiros, astronautas, constructores o simplemente bebés.

En la cuenta de Instagram de la Wonder Crew Toys se puede ver felices a los niños jugando con sus muñecos, cuidándolos e incluso durmiendo abrazados con ellos.