Un estudio de la Universidad de Westminster asegura que ver películas de terror ayuda a quemar calorías y a levantar el ánimo.

El estudio se hizo con un grupo de personas a quienes se les midió el pulso, la frecuencia cardíaca, la ingesta de oxígeno y cuánto dióxido de carbono exhalaban al ver 90 minutos de una película de terror. Se concluyó que en promedio quemaban alrededor de 120 calorías extra, que es lo mismo que una caminata de media hora.

"Cada una de las 10 películas probadas provocaron la aceleración del pulso, provocando un aumento en el ritmo cardíaco", explicó Richard Mackenzie, profesor titular y especialista en metabolismo y fisiología celular de la Universidad de Westminster, de acuerdo a lo revelado por The Guardian

El Resplandor calorías

“A medida que el pulso se acelera y la sangre bombea alrededor del cuerpo más rápido, el cuerpo experimenta un aumento de la adrenalina. Es esta liberación de adrenalina de acción rápida, producida durante breves lapsos de estrés intenso (o, en este caso, provocada por el miedo) la que reduce el apetito, aumenta la tasa metabólica basal y, en última instancia, quema un nivel más alto de calorías, explica el experto, lo que quiere decir que mientras más sobresaltos tenga la película, más calorías vas a quemar viéndola. 

Las calorías que queman los clásicos

Las pruebas se hicieron con 10 clásicos del cine de terror, y estos fueron los resultados de calorías quemadas en promedio por cada una.

El Resplandor  (1980) – 184 calorías

Tiburón (1975) – 161 calorías

El Exorcista (1973) – 158 calorías

Alien (1979) – 152 calorías

Saw (2004) – 133 calorías

Pesadilla en Elm Street (1984) – 118 calorías

Actividad Paranormal (2007) – 111 calorías

The Blair Witch Project (1999) – 105 calorías

The Texas Chain Saw Massacre (1974) – 107 calorías

[Rec] – 101 calorías

¡Pero ojo! Que esto solo funciona si estás viendo la película completa, no tapándote con un cojín cada vez que algo te da miedo.

Además, obviamente hay que dejar de lado el balde de palomitas llenas de azúcar o un paquete de papas fritas gigante.

Película de terror

Terror que sube el ánimo

Pero quemar calorías no sería el único beneficio que tiene ver películas de terror. Margee Kerr, socióloga e investigadora del miedo, asegura que pasar un buen susto también podría servir para elevar el estado de ánimo.

"Los estímulos negativos de alto grado de ansiedad mejoran el estado de ánimo de manera significativa", explica la experta. "Los diferentes neurotransmisores y hormonas liberadas durante la experiencia podrían explicar eso". En consecuencia, la gente parece menos ansiosa, menos frustrada, e, incluso, más feliz después de una experiencia de miedo.

¿Alguien dijo maratón?